lunes, 14 de enero de 2013

Extrañas visitas.

Hay especies que, aunque no son nada extraordinarias, son rara avis (nunca mejor dicho) en mi comedero. Tanto que casi no he tenido oportunidad de pillarlos a foco. Uno de ellos es el jilguero:
Otro el acentor:
Y por último el escribano soteño: