sábado, 8 de enero de 2022

Mis ninos.

Ya hacía tiempo que no practicaba esta modalidad de fotografía, hará unos 5 años. Me pasa bastante a menudo que una modalidad que en un momento dado la practico con bastante asiduidad, de repente pierdo el interés y dejo de practicarla. Me ha ocurrido con la fotografía macro (ya hace unos 10 años) y con la fotografía nocturna (unos 2 años), principalmente. Pero eso no quiere decir que no lo vuelva a hacer. De hecho, he vuelto a practicar la fotografía de aves con flashes, para congelar el movimiento. Se puede hacer de muchas formas: os explico la mía: Están hechas en la terraza de mi casa, con un posadero/comedero, cuatro flashes y un fondo artificial (una sábana pintada). Están hechas con HSS, osea, superando la velocidad de sincronización de la cámara, en concreto a 1/4000 seg. Dos flashes frontales/laterales, uno a cada lado. Otro lateral/trasero, para generar una luz de contra, y el cuarto para iluminar el fondo. Todo ello por radiocontrol, sin cables. Una barrera IR es la que genera el disparo. Lo malo es que de momento solo me entran estorninos, "mis ninos". En la primera sesión:

1 comentario: