sábado, 16 de marzo de 2013

El soteño.

Un amigo tenía interés en conocer la anatomía del ala del escribano soteño (Emberiza cirlus).
Entonces llamé a mi buen amigo el escribano soteño y le pedí amablemente que posara para mí para darle satisfacción a mi colega.
Con dos silvidos vino enseguida a posarse en un posadero.
... ¿me llamabas?:



Bueno, así está muy bien, se nota que sabes posar, pero creo que sería mejor que se vieran más las plumas del ala.
... ¿Así?:



Muy bien, has captado la idea, pero creo que podrías extenderla más y que se vea mejor:
... ¿Y ahora?:



Bueno, creo que así está perfecto.
Creo que te has ganado el almuerzo.
Y es que no hay nada que mejor que pedir las cosas con ambilidad, jeje.
Saludos.