martes, 11 de enero de 2011

Mi petirrojo.




Quiero dar las gracias a mi petirrojo, es el único que nunca me falla. Lo malo es que se ha apropiado del comedero y se pelea con todo aquel que osa acercarse.