sábado, 22 de noviembre de 2014

Doña Urraca.

La urraca común (Pica pica), es una especie de ave paseriforme de la familia Corvidae.
La urraca es uno de los animales que más supersticiones y dichos populares tiene en la cultura popular, quizás igualada con el cuervo y el gato negro.
Reconozco que es una de las aves que no me cae demasiado simpática.




- Canon 7D.
- Canon 100/400.
- Hide y trípode.
- Datos exif incrustados en las fotos.

8 comentarios:

Jose Maria Rausell dijo...

a un servidor tampoco me gustan , casi les odio lo exterminan todo. donde hay no se ven pajarillos , nidos etc.
lo que si que me gustan son los dos fotazos que has subido. un abrassss.

Rubens Castillo dijo...

Impresionante la nitidez de las dos tomas. Saludos.

François dijo...

Sin el mínimo ánimo de polemizar:
Es completamente falso eso de que arrasan; soy anillador científico y aunque con poca dedicación en los últimos tiempos, estoy en contacto con el mundillo de los censos y estudios y no hay ni una sola evidencia de que esto sea así. Es cierto que es un depredador muy inteligente y afecta a su entorno... como el resto de especies en mayor o menor medida. Si su población repunta en algunas zonas es probablemente porque los humanos se lo ponemos a huevo con esa costumbre de dejar mierda (disculpen, pero creo que es la palabra más ajustada en todos sus matices) por todas partes. La urraca es muy oportunista, generalista y es una de las aves que mejor se adapta a estos recursos. Es en esos puntos donde la fauna anterior no está acostumbrada a ella y puede ser más influyente su expansión, pero nunca al punto de exterminar y ni siquiera bajar la población de aves de manera preocupante. Justamente estamos en un punto excepcional para estudiar su influencia, dado que nos está colonizando en los últimos tiempos. si en algún sitio la población de aves baja, no hay relación con la urraca y de hecho, en bastantes sitios sube al mismo ritmo la población de urracas y de paseriformes (el objetivo afectado) al compás de abandono de cultivos y por ende de uso de pesticidas, lo cual plantea una pregunta ¿quién es realmente la plaga?

Y lanzo otra pregunta: Si donde las hay lo exterminan todo y casi no se ven pajarillos o nidos y tal y como se lee en la entrada (y es cierto) "Es una de las aves más comunes en Europa hasta una altitud[...]" ¿cómo es posible que sigamos viendo pájaros por toda partes? Aquí en la llanura litoral valenciana son un actor recién llegado, pero en el interior llevan campando miles -cientos de miles- de años y sigue habiendo alondras, cogujadas y aláudidos varios, bisbitas y lavanderas, trigueros, hirundínidos, escribanos, gorriones, sílvidos, páridos, túrdidos... en similares densidades que allá dond no hay urracas.
Bueno, menudo tocho. Yo el tema lo resumiría con otra frase que puso Vicente ahí arriba:

"La urraca es uno de los animales que más supersticiones y dichos populares tiene en la cultura popular,[...]"

Por cierto, excelentes imágenes, supongo que será un hide fijo. Yo lo he intentado bastantes veces y no hay manera de engañarlas, son demasiado listas para mí, jeje. Incluso capturarlas para anillamiento es una tarea ardua y poco productiva, cuando capturas una o con mucha suerte dos, ya puedes reccoger el tinglado.
¡Enhorabuena por las tomas!

Vicente puchol ferrer dijo...

Hola François.
Yo no soy ningún experto ni he hecho ningún estudio al respecto de la influencia de las urracas en el habitat actual, de la zona que frecuento.
Por lo que nunca me atreviría a pronunciarme ni a favor ni en contra.
Yo solo he comentado que no me caen nada simpáticas. Nada más.
Tampoco me caen nada bien las gaviotas, los cormoranes, mosquitos, chinches, ... y álgun bichito más.
Saludos.

José Luis Navarro Cabo dijo...

Pues para no caerte bien le has dado un excelente trato fotográfico.
Salut

Jerónimo Milán dijo...

Una calidad fantástica la de esta urraca. Enhorabuena

Tomás Martín Ruiz dijo...

Buenas fotos Vicente, a mi me parecen unas aves hermosas,como demuestran ese par de fotos.
Salut.

Pepe Herrero dijo...

Muy bien pillada la Urraca, Vicente. Un abraç