jueves, 29 de mayo de 2014

Por los arrozales.

Suelo visitar bastante a menudo las marjales de arroz de los alrededores de la Albufera. Cada época tiene su puntito.
En esta época, recién plantado el arroz, es época de mostrar los primeros brotes (brotes verdes, jeje).
Sabía que iba a estar nublado, pero el atardecer no me mostró colores rojizos, en cambio si que llovió ligeramente, lo que dió todo el rato unos tonos plomizos/azulados.
Os muestro dos de las tomas en diferentes horas, aunque no hay tonos rojizos, si que se nota el cambio cromático.


Saludos.

9 comentarios:

pepet dijo...

I jo que mai he estat amb l'arròs recien sembrat... Caldrà posar-li remei.
Les fotos estan ben xules. No tot és color en la vida ;-)

Ana Mínguez Corella dijo...

Lo que dan de si esos arrozales. Muy bonitas como siempre.. Un saludillo

Marco dijo...

Muy buenas, amigo Vicente. Me gusta sobre todo la segunda con eso haces de luz que rodean la casa. Un saludo, hablamos

Alfredo Oliva dijo...

Dos paisajes que ponen de manifiesto tu maestría en este tema. Un abrazo

Jose Maria Rausell Puchol dijo...

hola crakkk, de lujo ,li traus tot el rendiment .
ya tinq ganes de aixir en vosatros y dependre un poc.

Rubens Castillo Barragán dijo...

Espectaculares las dos tomas, marca de la casa, me encanta la profundidad de la primera. Abrazos.

Esther Bahí dijo...

Molt xules!
Salut.

JGBiot dijo...

Se notan los brotes verdes,es el principio del cambio,je je.
Da mucho de si nuestra querida albufera.
Dos texturas muy chulas.
Saludos.

Jerónimo Milán dijo...

preciosas como siempre. un placer pasarse por aquí.
Un saludo