domingo, 1 de julio de 2012

Sentado en el muelle de la bahía.

No. No busquéis a nadie sentado en el muelle. El título obedece a una canción de Otis Reding, del año de la catapúm, que siempre me ha gustado mucho. La primera parte decía algo así: Sitting in the morning sun I'll be sitting when the evening comes Watching the ships roll in And I watch 'em roll away again.
Publicar un comentario