lunes, 23 de julio de 2012

Por el cañón del rio lobos.

La ermita de San Bartolomé es una construcción románica del primer cuarto del siglo XIII con alguna influencia de un incipiente gótico. Formaba parte de un cenobio templario del que sólo se conserva la capilla. La vinculación con la Orden del Temple está probada y junto a ella se abren misterios que quedan por resolver. Esta ermita se halla a la misma distancia, en metros, de los límites más externos al este y al oeste de la península Ibérica. La unión entre el punto de ubicación de esta ermita con otros templos templarios de la península forma una cruz de malta, el símbolo de la orden. Es de resaltar la gran cantiadad de buitres leonados que habitan en este precioso paraje.
Publicar un comentario