jueves, 1 de diciembre de 2011

El molí de vent.





En cada ciudad, en cada pueblo, siempe hay algunos edificios o sitios que identifican a los mismos y que los lugareños siempre llevan en su corazón. Eso pasa en mi pueblo con "el molí de vent". Cuando era pequeño a pascua nos íbamos con los amigos a comer la mona y a saltar la comba en ese sitio.
Siempre ha sido un sitio especial y siempre que paso por su lado, siempre me quedo mirándolo con admiración.
Esta vez le he querido sacar de noche con una larga exposición para que se forma la "circumpolar".
Publicar un comentario